Responder al tema  [ 3 mensajes ] 
General D. Francisco Javier Díez Moreno ¿2000? 
Autor Mensaje
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 37435
Mensaje sin leer General D. Francisco Javier Díez Moreno ¿2000?
Imagen

Imagen
A la izquierda de la foto el Delegado del Gobierno. El Coronel Jefe del EM de la Comandancia
General Pedro Fernández Muñoz, el entonces presidente de la Fundación Municipal Socio Cultural
Alberto Paz, el Comandante General Francisco Javier Díez Moreno y el por entonces Jefe de la
Policía Local Rafael Cerda


2018 03 24, 6:55
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 37435
Mensaje sin leer Re: General D. Francisco Javier Díez Moreno

El comandante general de Melilla, Francisco Javier Díez Moreno declara durante la última jura de bandera de soldados de reemplazo celebrada en la plaza
norteafricana, que la objeción de conciencia es 'cobarde y vergonzosa'. Díez Moreno aseguró que los soldados que hacen la mili actúan 'con nobleza e
hidalguía', mientras que los que se declaran objetores lo hacen por 'egoísmo e intereses personales contrarios al quehacer común'. En su opinión, 'más
que objeción de conciencia habría que llamarla objeción de conveniencia'.Se da la circunstancia de que el comandante general de Melilla es hermano del
actual secretario de Estado de Defensa


2018 03 24, 6:56
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 37435
Mensaje sin leer Re: General D. Francisco Javier Díez Moreno

La supresión de las juras de bandera marca un hito en la historia de Melilla
El acto castrense se había convertido en todo un símbolo de la ciudad cara al exterior

Melilla será ciudad pionera en el proceso de profesionalización del Ejército español. Ello ha conllevado el que el sábado 18 de diciembre se
realizara por última vez el acto castrense de juramento de fidelidad a la bandera. El acuartelamiento elegido fue el Teniente Coronel Primo
de Rivera, sede del Regimiento de Caballería Alcántara número 10. Con la desaparición de las juras de bandera, Melilla pierde una parte de
su identidad militar, dentro de la perfecta simbiosis entre el pueblo y el Ejército que se ha venido haciendo patente desde principios de siglo
y una forma de su promoción turística.

Melilla desde siempre ha sido una ciudad militar. Hay que retrotraerse en el tiempo para alcanzar a conocer cuándo, cómo y dónde fue el primer
acto de juramento a la bandera nacional. Unos actos que se habían venido celebrando desde siempre, pero que alcanzaron su punto álgido en los
inicios de la década de los noventa con cuatro juras anuales. Era el cénit de aquellos primeros actos de finales del siglo pasado cuando comenzó a
prestarse juramento a la bandera, al ubicarse en la ciudad unidades con carácter permanente. Acababa de terminar la conocida como Guerra de
Margallo.

A partir de ahora Melilla solamente contará con militares profesionales, los ya populares «metopas» y únicamente estarán los soldados
«que voluntariamente quieran venir», como quedó claro en la rueda de prensa que el jefe de la Zona Militar de Melilla y Comandante General,
Francisco Javier Díez Moreno, ofreció para explicar el porqué de este último y popular acto castrense.

Melilla, cuya guarnición está mandada por un general de División, llegó a contar con cerca de diez mil militares, entre soldados y de empleo.
Hace tres años había cuatro mil quinientos soldados de reemplazo y medio millar de soldados profesionales. Las tornas se han invertido y el
nuevo milenio se inicia con dos mil quinientos «metopas» y apenas tres centenares de quintos. Un año después únicamente quedarán soldados
profesionales, en número aproximado a los dos mil quinientos, distribuidos entre las distintas unidades que configuran la Comandancia General
de Melilla.

Con la desaparición de las juras de bandera, Melilla pierde un tanto la identidad que había basado en ellas. Las masivas llegadas de familiares y
novias de los nuevos soldados, aprovechando los paquetes turísticos puestos en circulación por touroperadores, los ferries extraordinarios de la
compañía Trasmediterránea o el aumento de los vuelos, daban una imagen que no volverá a repetirse. Eran momentos en los que acudían gentes
de todos los puntos de la piel de toro para estar, aunque sólo fuera unas horas, con los nuevos soldados de España.

El punto álgido de estos actos se consiguió en 1997, durante la celebración de los quinientos años de la españolidad de Melilla. Desde la Sociedad
Pública Quinto Centenario se fomentaron estas llegadas, y se hizo de las juras de bandera un todo para la ciudad, incluido el aspecto de la promoción
turística, que, por ende, reportaba los consiguientes beneficios económicos a la industria hotelera, el comercio y el bazar. Algo que no volverá.

El último acto se cerró con un homenaje a dos antiguos soldados, que habían jurado fidelidad a la bandera a mediados de la década a de los treinta.
Desde finales del siglo pasado, miles y miles de españoles pasaron por Melilla para hacer la mili. La ciudad deja de ser destino obligatorio.
Quizás muchos lo reciban con alegría. El sábado, esa situación se tornó en lágrimas en centenares de ojos.


2018 03 24, 7:14
Perfil


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 3 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
cron
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro