Responder al tema  [ 4 mensajes ] 
La devoción oculta de Millán 
Autor Mensaje

Registrado: 2019 01 21, 11:27
Mensajes: 1426
Mensaje sin leer La devoción oculta de Millán
La devoción oculta de Millán-Astray por los primeros legionarios catalanes: «Arrasaron con todo»

Según el fundador de la Legión, la remesa de hombres que arribó a África en 1920 estaba formada por unos dos centenares de combatientes de la Ciudad Condal

Imagen

La Legión, la misma fuerza militar que celebra este año su fundación, no fue bautizada de esta guisa por casualidad. Ni mucho menos. El nombre fue seleccionado por José Millán-Astray con el objetivo de que evocara -en funciones y espíritu- a la mitificada Legión Extranjera que los franceses habían formado en el XIX. En varios sentidos se ideó a su imagen y semejanda. La idea originaria, por ejemplo, era que estuviera formada en su mayor parte por soldados foráneos. Aunque jamás se rechazó la presencia de combatientes patrios.
Ejemplo de ello es que, el 24 de septiembre de 1920, se alistaron en ella nada menos que 182 voluntarios catalanes ansiosos de viajar al Rif para defender su país. Ellos fueron los primeros en arribar a Melilla y, como tal, se ganaron el respeto y la devoción de su superior, quien los definió como «la flor y nata de los aventureros». Para Millán-Astray eran un verdadero «vendaval»; combatientes que arrasaban «con todo» y que formarían los pilares sobre los que se alzaría la futura Legión. De ellos, además, adoraba su forma de cantar y bailar sardanas.

Imagen
Millán-Astray

La fundación, según Millán-Astray

En «La Legión» (editado en 1922) el propio Millán-Astray dejó sobre blanco las causas que le llevaron a alumbrar este cuerpo. A lo largo de la obra, el fundador de la unidad incide en que, tras «una larga estancia en África, sirviendo en la Policía Indígena, en Regulares y en el Regimiento de Infantería del Serallo», germinó en su mente la idea de organizar una Legión Extranjera similar a la francesa. Una unidad que operara en África y que despertara el mismo fervor patrio que provocaba la gala en su país de origen. «Añádase un puntillo de amor propio de creernos que los españoles éramos capaces de hacer una semejante», completa. La promesa de detener la sangría de soldados de reemplazo enviados a Marruecos hizo que la idea fuese abrazada por sus superiores.

El mismo Alfonso XIII recibió de buen agrado la fundación de esta unidad y su conformación (al menos en principio) por soldados foráneos. El monarca, obsesionado (en el mejor de los sentidos) con estar informado de todo lo que acaecía en sus dominios, recibió con gusto un informe en el que le prometían que, por cada unidad del nuevo Tercio de Extranjeros enviada al Rif, podrían repatriarse hasta tres de voluntarios. Imposible negarse. «Iniciada la idea, tuvimos desde los primeros momentos la augusta protección de S. M. el Rey, que nos alentó con entusiasmo e ilustró con sabios consejos», afirma Millán-Astray en su obra. La máxima estaba clara, y el militar la repetía hasta la extenuación: «Un extranjero vale dos soldados, uno español que ahorra y otro extranjero que se incorpora».

Imagen
Campamento del Tercio de Extranjeros en 1921

Con todo, y a pesar de que se suele olvidar, Astray también entendía la necesidad de aceptar soldados españoles en las filas de la Legión: «Unos por patriotismo, otros por amor al Cuerpo y sus glorias y otros por gratitud a la mesnada y al asilo que reciben, integrarán estas tropas capaces de combatir con éxito cualesquiera que sean las circunstancias, ahorrando vidas a los soldados españoles de reemplazo. Una legión mandada por oficiales selectores, con clases sacadas de de sus propias filas, en la que formen hombres a quienes no se les ha preguntado quienes son ni de dónde vienen. Legionarios que podrán llegar a oficiales cuando los méritos rebasen el concepto humano del valor y su conducta sea un espejo de hidalguía

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE LIMPIA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2020 02 04, 10:12
Perfil

Registrado: 2019 01 21, 11:27
Mensajes: 1426
Mensaje sin leer Re: La devoción oculta de Millán
Primeros pasos

Después de que, el 28 de enero de 1920, el monarca decretara de forma oficial el nacimiento de la Legión, las calles se llenaron de carteles de reclutamiento. Ya en septiembre era habitual ver en pueblos, ciudades, consulados y embajadas extranjeras pasquines en los que un soldado llamaba a unirse al Tercio de Extranjeros: «¡¡Españoles y extranjeros!! ¡¡La Legión os espera!!». En ellos se recalcaban las «glorias del guerrero» y los beneficios que obtendrían aquellos que decidieran unirse a sus filas. A saber: buena comida, una vida de aventuras, primas de enganche y la posibilidad de ascender a toda prisa en el escalafón. «El legionario es el soldado que más gana en el mundo», se podía leer.

Para entonces ya se había establecido el uniforme que debía portar esta nueva unidad en pleno combate. La base del mismo sería una camisa y una guerrera abierta. Ambas anchas y de color gris verdoso. Como calzado se estableció, al menos en principio, que se usarían unas sencillas sandalias, pero pronto se cambiaron por una alpargata-bota de lona blanca, mucho más efectiva a la hora de afrontar el terreno rifeño. La prenda de cabeza, tal y como señala Francisco Ángel Cañete Páez en su artículo «La legión española», fue un sobrero de dril verde de alas semirrígidas con el emblema del cuerpo (a la postre sustituido por un gorrillo isabelino de boina roja

Imagen
Guerra de Marruecos, Beni Said, abril de 1922. Retirada de un sargento de la Legión tras ser herido en la cabeza

Con estos pilares levantados empezó el reclutamiento. «Comisionados por el Ministro de la Guerra nos presentamos a los Ministros de Estado, de Gobernación y de Fomento, que dictaron disposiciones convenientes al reclutamiento, y emprendimos un rapidísimo viaje a organizar los Banderines de Zaragoza, Barcelona y Valencia, que, con el de Madrid, constituyen los centros más importantes para la recluta. Después [... tomamos ...] posesión de nuestro nuevo cargo», añade Millán-Astray. El primer legionario en alistarse lo hizo el 20 de septiembre de ese mismo año y, según desvela el Ejército de Tierra, era un «mozo de treinta años natural de Ceuta», la misma región en la que se instalaron las oficinas de mando. Allí empezó todo.

Este legionario no fue el único. Como recuerda el mismo Millán-Astray en su obra, poco después de volver a Ceuta con su plana mayor recibieron noticias de que los Banderines de Barcelona y Madrid habían recibido tal avalancha de voluntarios que se hallaban desbordados. «Habíamos sufrido un error de cálculo al pensar en los hombres que se habían de presentar. Creímos que vendrían poco a poco, por grupos de ocho o diez al día, y que luego, con el conocimiento por la propaganda, vendrían más; pero no pensamos en la explosión, y fue que en tres días se habían reunido cuatrocientos. No había que dudar, y se dijo: "Que vengan"».

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE LIMPIA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2020 02 04, 10:38
Perfil

Registrado: 2019 01 21, 11:27
Mensajes: 1426
Mensaje sin leer Re: La devoción oculta de Millán
Vendaval catalán

En palabras de Millán-Astray, los primeros legionarios que llegaron en masa a Ceuta fueron nada menos que «doscientos catalanes». La cifra es aproximada, pero cuadra con los números que el diario «La Vanguardia» publicó el 25 de septiembre de 1920. Aquella jornada, en las páginas de dicho periódico se podía leer lo siguiente: «En el banderín de enganche de esta plaza se han alistado hasta ahora 182 individuos para el Tercio de Extranjeros. Entre ellos figuran tres argentinos, un argelino y un marroquí. En breve marcharán a su destino». Estaba en lo cierto el redactor. Y es que, como bien señala el académico Luis E. Togores en «Historia de La Legión española: La infantería legendaria», arribaron a la ciudad poco después.

Los nuevos legionarios catalanes cautivaron a Millán-Astray, como bien dejó escrito en su obra:

«Y vino el alud de Barcelona, los doscientos catalanes, la primera esencia de la Legión, que bajaron arrasándolo todo y sembrando el pánico en el camino. Era la espuma, la flor y nata de los aventureros. Era el agua pura que brotaba del manantial legionario. ¡Bien venidos, catalanes legionarios; vosotros seréis la base sobre la que se construirá la Legión!».

Imagen
La legión extranjera en campaña. Legionario de la II Bandera colocando la bandera del Tercio en la torreta de la posición de Tauima (1921)

Junto a ellos arribaron otros dos centenares de voluntarios ávidos de combatir contra los rifeños. A todos ellos se dirigió el fundador de la unidad según pisaron tierra:

«Habéis contraído con la Legión el más hermoso compromiso de vuestras vidas. Tendréis aquí cuanto se os ha prometido. Podéis ganar galones y alcanzar estrellas; seréis tratados con justicia y equidad, pero sin blanduras. A cambio de ello sufriréis constantes peligros y azares, trabajos, duras marchas, y en el combate ocuparéis siempre los puestos de mayor peligro».

Unos capítulos más adelante, Millán-Astray deja constancia, una vez más, de la presencia de catalanes en el Tercio de Extranjeros: «En la Legión hubo hombres de todas las ideas y de todas las tendencias: sindicalistas y antisindicalistas, catalanes y de otras regiones; anarquistas, nacionalistas y bolcheviques extranjeros. Cuando les preguntamos por sus ideas, nos las confesaron noblemente; cuando les preguntamos algo más íntimo y personal, nos lo dijeron. Ellos se olvidaron luego y nosotros también».

A su vez, también incidió en que le encantaba escuchar a los combatientes de la Ciudad Condal (así como a los gallegos) cantar y bailar por las mañanas. «Óyense sardanas, caramellas, alboradas y muñeiras que evocan alegres recuerdos y a todos nos encantan».

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE LIMPIA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2020 02 04, 10:43
Perfil

Registrado: 2019 01 21, 11:27
Mensajes: 1426
Mensaje sin leer Re: La devoción oculta de Millán
Primeros días

Millán-Astray explicó cómo vivieron los primeros días en la Legión estos combatientes. En sus palabras, los encargados de convertirles en verdaderos soldados fueron el teniente Olavide (al que llamaban «Organizador») y un tal William, «un negro gigante de Nueva York» cuya figura era espeluznante. Ninguno sabía hablar español. «Olavide preparó a todos alojamiento, los hizo "pelar", bañar, los vistió, les hizo la comida, les dio sus pagas y les enseñó la instrucción. ¿Cómo? ¡Oh, no lo sabemos! Hay que preguntárselo a Olavide, que, por fortuna, aun vive y sigue en la Legión», explica el oficial en su obra. Todos ellos se asentaron al noroeste de Ceuta, «en lo alto de un pinacho, batido a los vientos».

Imagen
La cantinera del Tercio de Voluntarios junto a los legionarios en la línea de fuego

Antes, sin embargo, hubo que calmar las ansias guerreras de aquellos reclutas. La solución fue nombrar jefes para que pusieran orden y, en caso de caos, fueran los responsables. «La primera noche, para poder gobernar a aquellos cuatrocientos hombres, que sólo llevaban unas horas de militares, que no tenían hábito alguno de disciplina y, en cambio, tenían otras condiciones muy opuestas, hubo que hacer el nombramiento de cabos interinos de modo fulminante», explica en el libro. Millán-Astray organizó, así pues, una «ceremonia nocturna» en la que, «con marcial solemnidad y con muy enérgicas palabras», dio a conocer a los recién llegados la autoridad de los nuevos «cabos interinos»: «Mandan tanto, cada uno, como el Teniente Coronel». Así comenzaron las andanzas en la Legión de los primeros catalanes que se alistaron.

Manuel P. Villatoro

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE LIMPIA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2020 02 04, 10:51
Perfil


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 4 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro