Responder al tema  [ 45 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2
General D. Manuel Fernández Silvestre. 
Autor Mensaje
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921

Imagen

Imagen
General Fernández Silvestre ( 1872-1921 ).


2018 02 23, 9:46
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921

Imposición de la Laureada de San Fernando en la sepultura del Teniente Morales Durillo,
preside el acto el General Sivestre, Comandante General de Melilla. 1920.

Imagen
Imagen

Imagen
Sepultura en su estado actual Octubre del 2017 del Teniente Morales Durillo
en el Cementerio de la Purísima Concepción (Melilla)


2018 03 02, 7:37
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921
Imagen
Tras la finalización de la cubierta de la Capilla Castrense en construcción, el 16 de junio de 1921,
el ingeniero de la Sección de Obras de la Junta de Arbitrios , autor del proyecto y director de las
obras, capitán Francisco Carcaño, obsequió con una comida a los obreros que habían intervenido
en los trabajos. Antes de la comida hizo acto de presencia el general Silvestre, quien dirigió unas
palabras a los obreros.

( Foto de Lázaro, junto a la capilla)


2018 03 07, 10:07
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921

" El General Silvestre pasa revista a las tropas en un desfile militar en la Plaza de España "

Imagen

Imagen
http://picasion.com/


2018 06 18, 12:39
Perfil

Registrado: 2015 11 10, 12:46
Mensajes: 1536
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921
Imagen
EL MINISTRO DE LA GUERRA, EL VIZCONDE DE EZA, FUE HOMENAJEADO CON ESTE BANQUETE
EN UNA VISITA A LA COMANDANCIA GENERAL DE MELILLA. A SU VERA, SILVESTRE.
ERA JULIO DE 1921.


2019 02 05, 2:41
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921
Imagen
Desfile presidido por el general Silvestre.


2019 02 07, 1:39
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921

En la mañana del 14 de feberro de 1920, a bordo del cañonero "Laya", llegó a Melilla, procedente de Ceuta,
el nuevo Comandante General Manuel Fernández Silvestre. En el muelle, rodeados de numeroso público ,
se hallaban el general Monteverde, Comandante General interino y numerosos jefes y oficiales, entre ellos,
en representación del teniente general Luis Aizpuru, anterior comandante general de baja por enfermo, su
ayudante el comandante José Aizpuru. En la foto de Silva, el general Silvestre y el coronel de Caballería
Fernando Primo de Rivera., jefe del Regimiento de Álcántara.

Imagen

Francisco Saro Gandarillas‎


2020 01 20, 7:12
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921
Imagen
General de división Manuel Fernández Silvestre Comandante general de Melilla, a la izquierda
general de brigada Felipe Navarro, 2° jefe. A la derecha coronel Silverio Araujo, jefe del Rgto.
de Infantería Melilla n° 59.

Archivo Santiago Domínguez Llosá.


2020 02 12, 7:00
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921
Imagen

En esta fotografía que data de 1920 podemos ver al General Silvestre y a su izquierda al General Navarro;
pues el que está a su izquierda es el Teniente Diego Flomesta Moya muerto en Abarrán (no es seguro, pero
todo apunta que es él). Delante de ellos y de perfil vemos al Coronel Gabriel de Morales Jefe de la Policía
Indígena. Esta fotografía corresponde a la planificación de la maniobra para la toma de Annual a finales del
año citado anteriormente.

Foto: http://www.lahistoriatrascendida.es/?fb ... W6dpheXS2Y


2020 08 31, 1:40
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921
Imagen

Grupo de Mandos con ocasión del viaje del Ministro de la Guerra Vizconde de Eza al territorio de Melilla.
En la primera fila el quinto por la izquierda es el General Neila (con su Laureada ganada siendo Capitán
en la Guerra de Cuba el año 1897 en la defensa de Cascorro provincia de Camagüei en Cuba), a su izquierda
con salacot vemos al Coronel Francisco Jiménez Arroyo Jefe del Regimiento de Infantería “África 68”, el
mismo Coronel que se puso “malito” en Drius y se vino a la plaza, sobre su hombro izquierdo vemos solo
la cabeza del Coronel Gabriel de Morales y Mendigutia Jefe de la Policía Indígena, a su izquierda vemos al
Coronel Gómez Jordana-Sousa Jefe de Estado Mayor del General Berenguer que está delante de él, a la
izquierda de Berenguer y con pajarita está el Ministro de la Guerra Vizconde Eza, a su izquierda el General
Silvestre con sus cadeteras de ayudante de Alfonso XIII, a su izquierda el General Monteverde Segundo Jefe
de la Comandancia General, y los dos últimos son el Coronel Sánchez Monje Jefe de Estado Mayor de la
COMGE y el Teniente Coronel Dávila S-3 (Jefe de Operaciones) de Silvestre.

Foto: http://www.lahistoriatrascendida.es/?fb ... tEraR8LHdU


2020 08 31, 1:47
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre 1921

Imagen
Visita en uniforme ministerial, del Vizconde de Eza, Luis de Marichalar,
Ministro de la Guerra, a la Comandancia General de Melilla en el verano de 1.920. en la
imagen aparece acompañado a su izquierda por el Comandante General Fernández Silvestre,
y su segundo al mando, el General de Brigada Monteverde. En segunda fila, está el
Teniente Coronel de Estado Mayor, Fidel Dávila Arrondo.
Imagen
En la segunda creo que es Berenguer, quién está a la derecha.


2020 08 31, 1:52
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General Silvestre.

EL FAJÍN


Sin duda alguna que entre todos los episodios de Annual hay y seguirá habiendo un halo de misterio que nos hará desconocer para siempre algunos puntos oscuros que ya forman parte de la simbología del desastre. Uno de esos misterios sin resolver es conocer con certeza que fue del general Fernández Silvestre. Hoy en día seguimos sin saber a ciencia cierta que ocurrió durante aquellos últimos momentos y tras morir. Evidentemente me resulta imposible dar respuesta a este enigma aunque entre las hemerotecas he encontrado algún testimonio poco conocido que aportaré ya que parece verosímil. Pero como en este articulo de trata de objetos perdidos intentaremos descubrir que fue del fajín y los cordones que llevaba el general. Resulta inevitable asociar su paradero al del propio Fernández Silvestre y algunas de las versiones que se llegaron a publicar resultan cuanto menos curiosas.

Larache, 24 de Junio de 1913

Manuel Fernández Silvestre asciende a Brigadier. En Larache donde es tremendamente popular se recibe la noticia con alborozo y hasta se organiza una colecta con el fin de regalarle un fajín. Para que las clases menos pudientes pudieran participar se estableció que la aportación máxima sería de diez reales. No fue este el único fajín que recibió el nuevo general. El miércoles 25 llegó a Larache procedente de Madrid el teniente coronel Bermúdez de Castro que entregó a Silvestre otro fajín regalo de Alfonso XIII. Nunca sabremos cual fue el elegido por el comandante general el día que murió en Annual.

Viernes, 22 de julio de 1921.
Todo se desmorona a su alrededor. Desde la entrada de la posición, y rodeado ya de muy pocos, el general debía estar sufriendo una tremenda conmoción. Ya ni tan siquiera intentaba evitar que corrieran despavoridos sus soldaditos. En aquellos últimos momentos aun quedan sus fieles Manera, Hernández y pocos más, ya que otros muchos prefieren caer luchando e intentar alcanzar el Izzumar. De aquellos momentos nos queda el testimonio del teniente Arias Paz y el resto de sus hombres. Sin embargo, desde una loma próxima, un joven teniente médico le observa con sus prismáticos y aporta su testimonio meses después de la desaparición del general. Carlos Puig Quero estaba recién salido de la academia de Sanidad militar y el grupo de Regulares era su primer destino. La orden era situarse junto a su compañía en una loma situada a doscientos metros del campamento y resistir allí hasta que todas las tropas hubieran abandonado el campamento. Posteriormente debían cubrir la retaguardia de la columna.. En aquel momento se ajustó los prismáticos y esto fue lo que vio:

“Yo esperaba una orden de retirada que no venía. Se habían olvidado de nosotros. Llegue a estar casi solo. Aquí y allá unos pocos regulares tendidos entre peñas disparaban aún con una sangre fría admirable. Cogí los gemelos y mire hacia el campamento. Fernández Silvestre, en pie, gesticulaba. Dos jefes y un sargento de radiotelegrafía estaban a su lado. El brazo derecho del general señalaba el camino donde se iniciaba el desastre, con un ademán de desesperación. Su mano muy abierta, engarabitaba los dedos. Gritaba algo, que naturalmente yo no podía oír. Pareciome que los acompañantes le rogaban se apartara de allí y que él se negaba. Tuve la impresión que no quería volver a Melilla, de que llamaba a grandes voces a la muerte redentora… Y la muerte le oyó. Un turbión de moros apareció al final de la cuesta. Subían a la carrera, dando alaridos, disparando sus fusiles, alzando sus gumías y sus cachiporras. El general anduvo algunos pasos, como ofreciéndose al cruel enemigo implacable. Le vi vacilar, llevarse las manos al pecho, luego a la cabeza y caer de boca. ¿Cuántas balas penetraron su cuerpo robusto? Se agitó un segundo, en postrera convulsión agónica y después quedó quieto, los brazos extendidos, pegado al suelo. Las piernas algo separadas. Los que estaban con el fueron a acercársele. Debieron ser heridos también. Y se metieron dentro. Y llegó la ola rifeña. Por la ancha entrada del campamento, saltando sobre el cadáver de Silvestre y sobre otros cadáveres caídos allí cerca, penetró en Annual…”

El testimonio del teniente Puig no fue publicado hasta meses después del desastre. No fue fruto de un arrebato sino más bien una reflexión bastante bien estructurada. Los dos jefes a los que se refiere serían sin duda Manera y Hernández, y el sargento podría tratarse de Vicente Domper Coll (del centro electrónico y de comunicaciones), muerto en la retirada. ¿Tiene credibilidad? En todo caso no es el único testimonio que señala que no se suicidó en su tienda como apuntan otros muchos testigos. Lo que sí parece claro es que en el momento de su muerte llevaba puesto tanto el fajín como los cordones de ayudante. ¿Que fue de ellos? Repasemos las hemerotecas.

Miércoles, 3 de agosto de 1921. La Correspondencia de España.
Aparece la primera noticia sobre el fajín de Silvestre. El corresponsal afirma que Abd el Krim se pasea de zoco en zoco llevando el rojo fajín que perteneció al general. También se ofrecen detalles del entierro del coronel Morales.

Miércoles, 17 de agosto de 1921. La Libertad.
Los medios se hacen eco de una publicación de la Gaceta de Melilla en la cual se desmiente categóricamente que el fajín de Silvestre esté en poder de Abd el Krim. También se afirma que su cadáver no fue descuartizado.
Martes, 13 de septiembre de 1921. La Correspondencia de España.
Se halla el cadáver de Fernández Silvestre. No en el mismo campamento, sino a la salida del mismo. Se desmonta la teoría del suicidio. El cuerpo fue encontrado por prisioneros españoles. No se precisa si lo enterraron e identificaron el lugar.

Viernes, 9 de diciembre de 1921. La Correspondencia de España. El Diario de Córdoba.
No se habla del fajín de Silvestre, pero sí de otros pertenecientes a los oficiales de Estado Mayor. En la Escuela de Guerra se celebró un acto para depositar las fajas del coronel Morales, Comandante González Simeoni y capitán Sánchez Monje. Los depositaron en un monumento situado en el interior de la escuela. Presidió el acto el general Suárez Inclán. Hay que aclarar que no se trataba de los fajines que llevaban puestos el día de su muerte, por lo menos el perteneciente a Simeoni. Tras la liberación de los prisioneros españoles en febrero de 1923, el capitán Sigfredo Sainz aclaró que el fajín que llevó puesto durante todo el cautiverio fue el que perteneció al comandante González Simeoni y que aun tenía manchas de su sangre .Tan solo se lo quitó cuando junto al teniente Dalias fueron condenados a muerte y lo entregó provisionalmente al capitán Aguirre que también era diplomado en Estado Mayor.
A medida que avanzan las tropas en la reconquista aparecen objetos perdidos. Ese día aparece en Beni Bu Ifrur la montura de un oficial de caballería, con sus iniciales grabadas sobre el cuero. Se trataba de la silla del teniente de Alcántara José Manterola. El oficial murió en Arruit. Por suerte para su familia su cadáver fue reconocido junto al del capitán Triana y ambos pudieron ser enterrados dignamente.

Lunes, 2 de enero de 1922. La Correspondencia de España.
Aparece publicado el testimonio anteriormente citado del teniente Carlos Puig Quero. Su declaración finaliza afirmando que tras la muerte del general aun quedó una sección que se defendía haciendo fuego sobre el enemigo. Fueron los últimos de Annual. Podían ser como afirma Juan Pando una sección de Ceriñola al mando del teniente Honorato Hernando.

Sábado, 28 de enero de 1922. La Correspondencia de España
El propio Abd el Krim afirma tener en su poder el fajín y los cordones de Silvestre. Se relata la crónica de un joven rifeño que dice ser el autor de los disparos que acabaron con la vida del general. Según su testimonio se hallaba junto a un jefe y otro oficial de Administración militar. El joven combatiente indica que le hirió en una pierna y posteriormente vio como se descerrajaba un tiro en la sien.

Jueves, 16 de febrero de 1922. La Correspondencia de España. La Vanguardia de Barcelona.[/color]
Riquelme, jefe de la policía Indígena, se entrevista con Ben Chel.lal, Este le entrega algunos objetos pertenecientes a los oficiales prisioneros en Axdir. Los prismáticos del general Navarro, sortijas y algunos relojes. Riquelme los entrega en la comandancia para que sean devueltos a sus familiares. Ben Chel.lal no conoce el destino del fajín.

Jueves, 30 de marzo de 1922. La Correspondencia de España.
Se reciben noticias desde Axdir. El sargento Vasallo se entrevistó con otro rifeño. No sabemos si fue el anterior, que vio el cadáver de Silvestre. Presentaba dos orificios de bala. Uno en la pierna y otro en la cabeza. Cubrieron el cuerpo con piedras y recordaban el lugar donde se hallaba. Al mismo tiempo le ofrecieron al sargento la posibilidad de comprar el fajín. Vasallo lo comunica al gobernador de Alhucemas y este a la comandancia. Las gestiones para intentar localizar el cadáver las llevan a cabo el capitán médico Jurado y Dris Ben Said. Todos los intentos resultaron baldíos. El cuerpo no se hallaba allí donde afirmaban.

Lunes, 14 de agosto de 1922. La Correspondencia de España. ABC martes, 15 de agosto de 1921.
El Alto Comisario general Burguete se traslada a Melilla y desde allí a Kandussi. En la posición revista las columnas que móviles de Salcedo y Fernández Pérez y pasa el día junto a los generales Ardanaz, Palou y Jordana. En la posición recibe una confidencia acerca del fajín. Parece ser que se halla en un aduar próximo a Dar Drius. Ese día se publica en grandes titulares la muerte del coronel Lasquetty y su chófer el soldado Miguel Salvat, pudo salvar la vida el teniente Solanes ayudante de Lasquetty. La emboscada se produjo cerca del Igan Al jefe de policía le amputaron dos dedos para hacerse con las sortijas que llevaba.

Miércoles, 30 de agosto de 1922. La Voz (Cordoba)
Se publica una de las noticias más llamativas de entre todas las que se publicaron sobre el general. Según el noticiario cordobés Fernández Silvestre vive y se halla escondido en un aduar próximo a Argelia. A pesar de que parecía increíble la familia se aferraba a esta posibilidad. El padre Revilla y el propio hijo del comandante le dieron crédito a la noticia.
Viernes, 8 de septiembre de 1922. La Correspondencia de España
Por fin parece que el enigma tiende a ser resuelto. Ese día La Correspondencia adelanta en exclusiva que se ha recuperado el fajín. Días después en Mundo Gráfico podemos ver al comandante Fernández Heredia sosteniendo en sus manos la prenda del general. También se recuperan los cordones de ayudante del teniente coronel Manera. Fueron entregados por un rifeño de Beni Tuzin. El fajín del general estaba forrado de cuero y parecía hallarse en buen estado. Certificó su autenticidad el capitán Bernardo Gil Pina, capitán de caballería destinado en comisión en la comandancia de Melilla y que conocía bien a Silvestre.

Sábado, 9 de septiembre de 1922. Diario de Córdoba. La Vanguardia
Ambas publicaciones confirman la información adelantada el día anterior. La prenda la recibe el alto comisario para ponerla a disposición de la familia.

Sábado, 23 de septiembre de 1922. La Correspondencia de España, La Vanguardia, Diario de Córdoba.
Llega a Madrid procedente de Melilla el soldado de Wad Ras Carlos Díaz de Mendoza Guerrero. El joven infante era hijo de los actores Fernando Díaz de Mendoza y María Guerrero. Pero su aparición en prensa fue debida a que él personalmente fue el comisionado para entregar en el ministerio de la Guerra el fajín del general. En nombre del ministro lo recibe el teniente coronel López Lamela, jefe del negociado de Maruecos. El enigma del fajín parecía resuelto. ¿Fue así? En los días y meses siguientes la noticia desaparece de todos los diarios. No fue hasta meses después que encontré la confirmación de la resolución del enigma del fajín.

Viernes, 19 de enero de 1923. La Vanguardia
Entrevista a Manuel Fernández Silvestre Duarte. En la misma, Bolete afirma ya sin ninguna duda, que no tienen esperanza alguna de encontrar con vida a su padre. La no aparición del cadáver alentó las esperanzas de la familia, aunque finalmente se rindieron a la evidencia.

A raíz de la tragedia de Annual yo creí que mi padre había muerto, y porqué lo creí me vestí de luto. Más pasado algún tiempo, al ver que no aparecía el cadáver, tuve alguna esperanza, que también se desvaneció al presentar los moros el fajín que mi padre llevaba puesto.
De encontrarse su cadáver, yo lo reconocería, porque su cuerpo está lleno de cicatrices que son inconfundibles. Una de ellas ha dejado en la cabeza una huella que no desaparecerá mientras exista su cráneo. En las manos, en los brazos y en los hombros se contaban 27 heridas, todas bien señaladas.
Se me ha entregado el fajín de mi padre y por cierto que ni en la faja ni en los entorchados se ve señal alguna de violencia. ¿Cómo puede concebirse esto? ¿Si le fue arrancado después de muerto no hubiera alguna huella trágica?

Las preguntas de Bolete quedaron sin respuesta. Yo, tantos años después, me hago otra a la que tampoco podré dar contestación. ¿Que fue de la faja cuando Bolete murió en combate en la guerra civil? Tal vez lo enterraron junto a él en Villaviciosa de Odón. Aun, hoy en día, sigue abierto el enigma del fajín.

Imagen

El Comandante de la Policía Indígena Sr. Heredia recibiendo de un rifeño el fajín que
ceñía el General Silvestre cuando fue atacado y muerto en Annual 21/7/ 1.921.

Pie original de la foto publicada en Mundo Gráfico 4/10/1.922


2020 08 31, 1:59
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General Silvestre.
Imagen

D Manuel Silvestrade Teniente Coronel siendo Jefe Superior de
la Policia Española en Marruecos.


2020 09 23, 1:17
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General Silvestre.
Imagen

1920. Manuel Fernández Silvestre Silvestre comandante general de Melilla preside un acto militar
a caballo, acompañado de los miembros de la Junta de Arbitrios.


2020 10 07, 11:09
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General Silvestre.
Imagen


2020 10 15, 7:06
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General Silvestre.

Felicitación tropa.

Imagen

El Comandante General [(1.920–1.921) Manuel Fernández Silvestre y Pantiga (1.871–1.921)] ha felicitado
– 27 de octubre de 1.920 – a las tropas de su mando en los siguientes términos:

“Con motivo del acto realizado de concentración de fuerzas para la misa campaña celebrada en las inmediaciones
de Buxada, he tenido ocasión de ver el brillante estado de policía e instrucción en que se encuentran las columnas,
así como la perfecta conservación del material y del ganado, por todo lo cual tengo una gran satisfacción en
felicitar a los señores jefes, oficiales, clases e individuos. No me han producido igual impresión los efectivos
presentados por las unidades de infantería, pues son muy reducidos, y por ello reitero el cumplimiento de las más
estrechas ordenes que tengo dadas en este sentido, encareciendo a los señores jefes de los Cuerpos y capitanes de
compañía vigilen se reduzcan los destinos de los individuos a los estrictamente reglamentarios para lograr aumentar
los efectivos, de cuyo exacto cumplimiento puede depender el éxito de las operaciones que se realicen”.


2020 10 28, 1:08
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre.

La desaparición del general Fernández Silvestre el 22-07-1921 en el Desastre de Annual, fue un verdadero misterio, un auténtico enigma,
que al día de hoy todavía no se han logrado esclarecer. A mi modesto juicio, de las distintas conjeturas que se han barajado, la que parece
que cuenta con más probabilidades de verosimilitud es la de un presunto suicidio dentro de la tienda donde tenía instalado su puesto de
mando. Debió estar muy afectado y apesadumbrado por la caída de las posiciones próximas de Abarrán, Dar Dris, Monte Arruit, Igueriben,
etc, que fueron minando el frente general de Annual, sin que hubiera forma humana de socorrer tales posiciones, pese a los numerosos
intentos de conseguirlo y constantes pruebas de heroico valor que sus defensores dieron. Y, sobre todo, lo que más debió dolerle fue el
propio derrumbamiento de Annual, al ver la desbandada y el pánico que cundió entre sus tropas tras la orden de retirada que él mismo les
diera al verse copado y sin posibilidad de defensa. Debió sentirse abatido y desolado de haber perdido la aureola que hasta entonces había
tenido de general invicto y prestigioso. Sin embargo, no existe ninguna prueba que dé plena certeza de su propia autoinmolación, sino sólo
hipótesis, indicios racionales fundados y numerosas versiones sobre su presunta muerte, aunque todas tienen puntos bastante contradictorios.

Según refería el 18-07-2006 Francisco Ángel Cañete Páez, en el 85 aniversario de la desaparición de Silvestre, basándose en declaraciones
de los más íntimos y cercanos colaboradores del general, momentos antes de su supuesta muerte, dio la orden a su ayudante, comandante
Tulio López Ruíz, de que localizase a su hijo, alférez de Caballería Manuel Fernández Duarte, al que su padre llamaba cariñosamente “Bolote”,
que se encontraba en una de las Unidades que guarnecían Annual, para lo que cedió su propio vehículo ligero, ordenándole que trataran romper
el cerco, llegar hasta donde el hijo estaba y llevarle inmediatamente a su presencia. Conseguido el objetivo, llevaron ante él a su hijo con el
que se fundió en fuerte abrazo, se despidió de él y ato seguido ordenó a su ayudante que destruyera todos los documentos privados existentes
en su despacho de la Comandancia General en Melilla, e hiciera entrega de una carta dirigida a su madre, Dª Eleuteria, que residía en Melilla,
en la misma vivienda que Silvestre, junto a sus dos hermanas solteras, Mercedes y Carmen, que también vivían con el general.
La carta contenía 1.032 pesetas, que era todo el capital que Silvestre llevaba consigo el día de su desaparición. Después cuando la madre supo
la desaparición de su hijo, no llegaría a recuperarse de tan irreparable pérdida, mahándose a Madrid, donde falleció en 1926, y está enterrada
en el cementerio de la Almudena.

Después, Silvestre rogó a sus más inmediatos colaboradores que se marchasen y lo dejasen solo. Su ayudante y de más subordinados se negaban
a irse, pero ante la insistencia una y otra vez del general, se marcharon, viéndolo dirigirse a los parapetos a pecho descubierto, junto a una puerta
muy batida por los rifeños, donde permaneció durante unos minutos como ensimismado, increpando a unos soldados indígenas que se pasaban
al enemigo y a otros que huían despavoridos, diciéndoles: “huid, huid, soldaditos, que viene el coco”. Y así se le perdió su pista con la salida de la
posición de sus defensores. Pero luego está la versión dada por el teniente coronel Pérez Ortiz, quien declaró haber sido él el último en verlo, muy
entero, a pecho descubierto y disparando con su pistola al enemigo, y ahí ya se aprecia alguna contradicción con la versión anterior. Pero, por si
fuera poco, también hay otra versión más, ahora dada por el teniente y el cabo radiotelegrafista, ambos de Ingenieros, Manuel Arias Paz y Manuel
de Las Heras, respectivamente, que atendían la estación de radio Telefunken instalada cerca del puesto de mando del general, quienes afirmaron
que los últimos en verlo fueron ellos y que les ordenó quemar la emisora y que intentaran escapar rápidos.

El escritor Juan Pando Despierto, narra muy bien los últimos momentos de Silvestre, recogiendo unas declaraciones del cabo radiotelegrafista Las
Heras realizadas 35 años después, cuando ya trabajaba como jefe de taller de Standard Eléctrica, a su jefe el ingeniero Joaquín López Ferrer, hijo
del que fuera Secretario General de la Alta Comisaría, Luciano López Ferrer. Dice Las Heras a López Ferrer, y recoge Pando: “Una vez destruida la
estación, el teniente Arias y yo subimos a una vieja motocicleta que teníamos aparcada junto a la tienda del general. Los alrededores continúan
batidos por el incesante fuego rifeño…hay que partir. Ambos miramos hacia el general y vimos cómo entraba en su tienda. Indudablemente éste
se suicidó”. Arias y Las Heras lograrían escapar y llegar a Dar Driu y de allí saltar a Monte Arruit. En la defensa de esta última posición moriría
unos días después el teniente Arias Paz. El Arma de Ingenieros tendría en él uno de sus héroes más caracterizados. El cabo Las Heras se salvó y
el año 1956 hizo tales declaraciones.

Por otro lado, están también las declaraciones del segundo de Abd el—Krim, llamado Sidi Mohamed Azerkane, conocido por los españoles como
“el pajarito”. Dice este último al periodista César González Ruano, que había acudido a Mazagán a una importante cita con Azerkane, al que dice:
“Por España se dicen cosas un tanto novelescas acerca del general Silvestre después de su muerte. Se ha llegado a asegurar que aun vive y que
acaudilla una de las disidencias del Atlas contra la colonización francesa”. Azerkane sonríe y dice: “Sería un anticipo de la resurrección de los
muertos. Silvestre hace muchos años que está muerto”. Le replica Ruano: “¿Y quién se lo prueba a usted después de todo?”. Azerkane se lleva
las manos a los ojos y responde: “Estos ojos míos que lo vieron sin vida”. Ruano insiste: “¿Lo vio usted mismo?. ¿Cómo fue eso?”. Azerkane
contesta: “De una manera bastante sencilla. Una muerte vulgar, que a él ciertamente no le correspondía. Durante la retirada de los españoles
iniciaron en el Rif, en la cabila de Tensamán, o mejor dicho, en sus confines, cuando el general caminaba detrás de su ejército desbandado por la
sorpresa, unos rifeños dispararon sobre él. Yo lo vi muerto, cuando ordené que enterraran a todos, lo mismo moros que cristianos”. “¿No pudo
existir confusión?”, replica Ruano. Azerkan responde: “Ninguna. Yo conocía muy bien a Fernández Silvestre, y allí estaba tendido en tierra, con las
señas inconfundibles, los dedos rotos, el pelo crespo…Yo avanzaba en compañía del hermano de Abd el-Krim, y se lo dije: Mira, han matado a
Silvestre. La misma prisa no me permitió descabalgar para saludar al cadáver”. Y el periodista Ruano termina: “Esta debe ser la auténtica historia
de la muerte del bravo general Silvestre, al que España le debe muchas más victorias que derrotas”.

Pero, apenas alguien conociera el temperamento y la personalidad del general, o sin conocerle haya leído siquiera sea algunas páginas de su
historial militar, de ningún modo podría imaginárselo caminando a la cola de su ejército desbandado, ensimismado y meditabundo. Su entereza,
su arrogancia, su altivez, su pundonor militar, su valor y su honor de valiente soldado, que los tenía más que acreditados, jamás su conciencia
militar se lo hubiera permitido. Antes de todo eso, seguro que se hubiera disparado un tiro en la sien, como sería lo más probable que en realidad
sucediera, y que creo debe ser la hipótesis que ha de ser tenida por más cierta ante el cúmulo de indicios a que necesariamente conducen los
momentos inmediatamente anteriores a su desaparición.

Pero veamos ahora la versión que sobre la muerte de Silvestre nos da el cabecilla rifeño Abd el-Krim, que se contradice totalmente con la anterior
de su segundo, Azerkane. En marzo de 1954, Abd el-Krim, exiliado en Egipto, recibió en su palacio de El Cairo al periodista español Fernando P. de
Cambra, al que concedió una entrevista. En un momento de la misma, Cambra pregunta a Abd el-Krim: “¿Qué fue del general silvestre?.
¿Cayó luchando?. ¿Lo asesinaron?. ¿Murió en el cautiverio?”. Contestación: “No, nada de eso. Si hubiera sido hecho prisionero le habríamos
respetado la vida como hicimos con el general Navarro (2º jefe de Melilla). El general Silvestre se suicidó en Annual cuando vio que la posición
ya no podía resistir más. Fue un bravo soldado que no admitía la derrota. Tal vez fuera demasiado impulsivo. Tuve entre mis manos su fajín”.
Al concluir la entrevista, Abd el-Krim obsequió a Cambra con una espléndida cena árabe y al final le entregó una carta para el general Franco
que, al regreso, el periodista, a través del ministro de Información y Turismo, le hizo llegar, junto con un pequeño informe de lo hablado con el
entrevistado; cuya lectura Franco declinó luego, manifestando que “no quería saber nada de traidores”.

Y luego está la leyenda y la fabulación que tras su muerte se extendió por España y Marruecos, a modo de como si fuera un nuevo romance de
moros y cristianos. Una de estas versiones, que se estima totalmente alejada de la auténtica realidad, es la de que el general Silvestre se habría
convertido al Islam, ocultando su nombre bajo la difícil prosodia de otro nombre árabe. Pura fantasía sin el menor rigor ni seriedad, pero que lo
sitúa como cabecilla de una insurrección en las montañas del Rif. Por otro lado, en una colina situada cerca de Annual, ha existido hasta hace pocos
años un “morabito” y en su interior una tumba muy cuidada donde, según la tradición, se encontraba enterrado un “valiente jalifa”, cuyo nombre
nunca se supo. Y con la leyenda surge también la fantasía. ¿Pudiera haber sido la tumba del cuerpo del general Silvestre, que hubiera sido
enterrado bajo el disfraz del rito musulmán?. Creo que sería pueril creer en tal efusión meramente ficticia y surrealista de quienes incurren en
semejantes elucubraciones.

Y qué fue del alférez Manuel Fernández Duarte, hijo de Silvestre?. Pudo llegar a Melilla con el ayudante de su padre, el día 22-07-1921.
En el Anuario Militar de España de 1925, se hallaba de teniente de Caballería destinado en el Depósito Central de Remonta. En 1930 ya figuraba
de capitán, con el apellido Fernández-Silvestre y Duarte, en la misma dependencia. El 10-08-1932 parece ser que se sumó a la revuelta del
general Sanjurjo, habida cuenta de que por ello fue posteriormente procesado y expulsado del Ejército (Decreto de 21-01-1933. Gaceta nº 24).
Confinado en Villa Cisneros, logró evadirse y ahí se le pierde la pista, hasta que reapareció luego el 18-07-1936 participando en la Guerra Civil en
la defensa del madrileño Cuartel de María Cristina, sede del Regimiento de Infantería de Wad-Ras, entonces mandado por el coronel Tulio López
Ruíz, su compañero de viaje desde anual a Melilla el 22-07-1921, día del “Desastre de Annual”.

Tomado el cuartel, logró huir. No tendría tanta suerte el coronel López Ruíz que, tras ser tomado el referido cuartel, fue detenido y después
fusilado. Porque, efectivamente, el capitán Fernández-Sivestre Durate, consiguió aquella vez salvarse, saliendo de Madrid y pasándose a las
filas nacionales. Ascendido a comandante, se le confirió el mando de la 11 Bandera de Falange de Castilla. Pero después, tendría en el frente
de batalla el mismo fatídico destino, muriendo en combate el 10-05-1937. Está enterrado en el cementerio de Villaviciosa de Odón; en su
tumba, en una lápida muy erosionada por el transcurso del tiempo, se lee: “Aquí yace Manuel Fernández Silvestre y Duarte. Comandante de
Caballería y jefe de la 11 Bandera de Castilla. Murió heroicamente en el frente de Toledo el 10-05-1936, a los 36 años”. En cambio, sobre su
padre el general, nada cierto se ha podido desentrañar, tal como ocurriera con el paradero de miles de cadáveres de españoles masacrados
y quemados con petróleo en los campos de Annual. Vayan mi reconocimiento y recuerdo agradecido para cuantos fallecieron, y que todos
descansen paz.

Imagen


2021 01 23, 12:56
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre.

Imagen

Silvestre, Navarro y su Estado Mayor en la plaza de España de Melilla.

Foto Coloreanda


2021 02 06, 12:13
Perfil
Administrador

Registrado: 2011 10 29, 7:44
Mensajes: 36869
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre.
Imagen


2021 02 14, 12:53
Perfil

Registrado: 2015 11 10, 12:46
Mensajes: 1536
Mensaje sin leer Re: General D. Manuel Fernández Silvestre.

Annual 1920-21.

Ante la inminente llegada del Alto Comisario para discutir el "plan político-militar" de Silvestre,
se comienza el reconocimiento a caballo del río Amekrán.

Sirvan estas fotos para mostrar lo intrincado de su recorrido.

Imagen

Imagen

Imagen

Fuentes: wikiloc y todocoleccion


2021 03 22, 8:26
Perfil


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 45 mensajes ]  Ir a página Anterior  1, 2

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro