Responder al tema  [ 16 mensajes ] 
LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL 
Autor Mensaje
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL

D. FÉLIX ARENAS GASPAR (1891 - 1921)


Capitán de Ingenieros.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 18 de noviembre de 1924 (Diario Oficial núm. 260) por el valor demostrado en la defensa de Tistutin y la retirada a Monte Arruit del 23 al 29 de julio de 1921.

Imagen

Nació en Puerto Rico el 13 de diciembre de 1891 hijo del Capitán de Artillería del mismo nombre, que a la sazón se encontraba destinado en aquella isla americana. Pero muy poco después la familia regresó a España, y el joven Félix llegó a Molina de Aragón, de donde era toda su familia, viviendo allí su infancia y primera juventud, cursando los estudios en el Centro que los Padres Escolapios tenían montado en un moderno edificio, con vistas a los Adarves.

Imagen
imagen jpg

Ingresó en la Academia de Ingenieros de Guadalajara en 1906, saliendo de la misma como teniente de Ingenieros en 1911. Su primer destino fue el Regimiento de Pontoneros, aunque al tiempo era comisionado para el Servicio de Aerostación y Alumbrado de Campaña, donde permaneció hasta 1913. En ese año obtuvo el título de piloto de globos, pasando destinado a los Talleres del Material de Ingenieros de Guadalajara. En octubre de 1913 fue enviado por un tiempo con las tropas que combatían en el Norte de Africa, agregado a la compañía de Aerostación en Tetuán.

De 1914 a 1917 estuvo como alumno en la Escuela Superior de Guerra, de donde salía en el referido año de 1917 después de terminar sus estudios, continuando posteriormente las prácticas reglamentarias en el Regimiento de Caballería de guarnición en Valencia. Alcanzó el empleo de Capitán de Ingenieros en 1915, siendo alumno de la Escuela.

En 1919, después de efectuar diversos vuelos en avión y aerostato, era destinado a la Comandancia de Ingenieros de Melilla, al mando de la 2ª Compañía de Zapadores, con la que realizaba numerosos trabajos de fortificación de Campaña.

En junio de 1920, hacía entrega del mando de la compañía, pasando poco después (el 9 de noviembre de ese mismo año) a mandar la Compañía de Telégrafos de la Red Permanente de Melilla y su territorio. De acuerdo con su nueva responsabilidad, realizaba numerosas visitas de inspección, en algunos casos bajo fuego enemigo, de las instalaciones a su cargo en las distintas posiciones.

Cuando se produjo el derrumbe de la Comandancia de Melilla el 23 de julio de 1921, el capitán Arenas se encontraba en la plaza e inmediatamente marchó en automóvil con el teniente coronel Ugarte en dirección a Dar Dríus. Al llegar a Batel encontraron un escuadrón del Rgto. de Cazadores Alcántara núm. 10, que venía en vanguardia de la retirada, que informaba a todo aquel que pretendía incorporarse a Dar Dríus que el camino esta cortado por el enemigo. El teniente coronel Ugarte y el capitán Arenas dejaron su automóvil, incorporado a una columna de camiones llenos de heridos que regresaba a Melilla, y prosiguieron su camino a caballo en dirección a Monte Arruit. En el camino encontraron a un sargento de Infantería herido en una pierna y al cual no conocían; Arenas le cedió su caballo y él se volvió a la posición de Tistutin. Allí tomó el mando de la posición y trabajó con gran actividad, no solo en la defensa de la misma, sino tratando de restablecer el enlace telegráfico con Monte Arruit.

En la defensa de esta posición el capitán Arenas tuvo ocasión de mostrar sus dotes de mando, valor y genio militar, junto con el capitán D. Jesús Aguirre Ortíz de Zárate, jefe de la 2° Compañía de Ingenieros y presente también en Tistutin. En la noche del 25 al 26 realizó varias salidas fuera del parapeto con el propósito de incendiar unos almiares de paja que servían de protección al enemigo, desde donde los rifeños hacían fuego y producían bajas en los defensores del recinto. El capitán Aguirre formó una línea de buenos tiradores para proteger al capitán Arenas, un cabo y al soldado Calixto Arroyo, quienes llevaron bajo el fuego enemigo, de pié, ocho bidones de petroleo que le iba entregando el capitán Aguirre desde el parapeto hasta el almiar, prendiendole fuego a la paja y ocho o diez cadáveres que producían un hedor insoportable. En esta operación el capitán Arenas sufrió una herida grave por quemadura, producida por el combustible empleado.

El viernes 29 de julio el general Navarro ordenó la retirada de las tropas españolas a Monte Arruit. El capitán Arenas solicitó voluntariamente el mando del núcleo de retaguardia, formado por unos 200 hombres; con él se quedó el capitán Aguirre. Finalizada la evacuación del grueso de la columna en retirada, los capitanes Arenas y Aguirre inician la contención del enemigo. Arenas dirigió con serenidad las operaciones de retirada hacia el valle, siempre en el puesto de mayor peligro, y logró que la columna entrara en Monte Arruit, sosteniendo una dura lucha contra un enemigo muy numeroso y dirigiendo un fuego metódico y disciplinado contra los rifeños. La mayor parte de las tropas de la retaguardia cayeron muertos, heridos o prisioneros, pero lograron contener al enemigo hasta que el grueso de la columna se acogió en Monte Arruit. Muy cerca de esta posición, y prácticamente encima del grueso, los miembros de la retaguardia quedaron rodeados por el enemigo. Los capitanes Aguirre y Arenas se defienden con fusiles. La lucha se generaliza, pues se combatía por los cuatro frentes. El alférez Maroto cayó herido, el capitán Aguirre se lo cargó al hombro y logró entrar en Monte Arruit con el resto de su tropa.

Detrás quedó el capitán Arenas. La batería del capitán Blanco está a punto de ser tomada por el enemigo. Blanco pretende defender los cañones, pero sus soldados le arrollaron. De pronto surgió el capitán Arenas, dispuesto a defender los cañones con su vida. El capitán se defiende a la desesperada. Los rifeños detuvieron su acaso un momento, admirados por el valor del oficial, hasta que uno de ellos le pone el fusil en la cabeza y lo mató. Cuando lograron entrar en Monte Arruit, varios oficiales (tenientes Calderón y Sánchez) testigos de estos hechos pidieron a gritos la Laureada para Arenas ante el general Navarro. Por su heroica actuación, fue recompensado con la Cruz Laureada de San Fernando a título póstumo. Desde entonces, figura en el Anuario Militar a la cabeza de los capitanes del Cuerpo de Ingenieros.

La historia, breve y dramática, del Capitán Arenas, es la de una valentía, la de un soldado español que, lo mismo que otros muchos miles a lo largo de nuestra historia, no tuvo miedo a la muerte, y ésta al final le tomó la delantera, en uno de los hechos guerreros más desfavorables de nuestra historia contemporánea. Su postura fue de auténtico heroismo, despreciando el riesgo por salvar a sus compañeros en una campaña y batalla que desde mucho antes se sabía perdida. Esa serenidad en la actuación, ese desprendimiento y generosidad, ese final y sereno enfrentamiento con la muerte, es lo que agiganta la figura del capitán Arenas, que precisamente por su vibrante juventud supo y pudo llegar a los límites últimos del sacrificio.

La figura del capitán Arenas, queridísima para cuantos habían sido compañeros de campaña, se agigantó tras su heroica muerte. Previos los trámites correspondientes, en 1924 le fue concedida a título póstumo la Cruz laureada de San Fernando. Y en 1928 se inauguró en Molina de Aragón, en un solemnísimo acto al que acudió el Rey Alfonso XIII y parte de su Gobierno, un monumento a este preclaro hijo del Señorío, que aún hoy puede admirarse en el atrio de entrada al Instituto.

Imagen
imag

Vemos junto a estas líneas el busto realizado en bronce por el extraordinario escultor Coullaut Valera, de quien aparece firma en la parte baja de la talla, y consta de un pedestal que sostiene un monolito de piedra, rematado en un castillete símbolo del Arma de Ingenieros, y sobre una repisa en su parte anterior, se muestra el busto en bronce del militar que, con su gran juventud -tenía 29 años al morir- supo escribir página tan gloriosa para la historia de España y poner así su nombre en el abultado número de las figuras que por uno u otro motivo han merecido asomarse a estas páginas.

En el mismo monumento molinés aparece esta leyenda "El Cuerpo de Ingenieros y la Ciudad de Molina al laureado capitán D. Félix Arenas. Muerto en Tistoren - Africa, 29 de Julio de 1921. Inaugurado por S.M. el Rey D. Alfonso XIII el 5 de julio de 1928". En ese momento, la ciudad de Molina le dedicó una calle, y en 1956, lo hizo también la ciudad de Guadalajara, quedando su memoria eternizada en la céntrica rúa que va de San Ginés a la Plaza de Toros.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 01 31, 12:31
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. DIEGO FLOMESTA MOYA (18xx - 1921)

Teniente de Artillería.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 28 de junio de 1923 (Diario Oficial núm. 142) por el valor demostrado en la defensa de Abarrán el 1 de junio de 1921
Imagen

El día 1 de junio de 1921, el teniente de artillería D. Diego Flomesta Moya, perteneciente al Regimiento Mixto de Artillería de Melilla, se encontraba en la posición de monte Abarrán. Después de agotadas las municiones de las piezas que mandaba, sosteniendo la defensa del frente atacado con preferencia por el enemigo, a pesar de estar herido, negándose a ser curado. Organizó las de los demás frentes, por haber sido muertos o heridos de gravedad todos los demás oficiales, armando a los artilleros que quedaban útiles, e imponiéndose a los indígenas que se resistían a cooperar; inutilizó por sí una pieza y ordenó que inutilizaran las demás cuando el enemigo se disponía a asaltar la posición, permaneciendo en el puesto de inmimente peligro que su honor militar le señalaba, haciendo personalmente fuego con el fusil hasta que fue invadida la referida posición por el enemigo.

Imagen
imagen jpg

El teniente Flomesta fue hecho prisionero por los rifeños, que le ordenaron que les enseñase el manejo de las piezas de artillería capturadas. El teniente se opuso a lo solicitado y se negó a tomar alimento alguno desde entonces, por lo que falleció en cautiverio el 30 de junio.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 01 31, 12:42
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. MARIANO GARCÍA MARTÍN (18xx - 1921)
Cabo de Infantería.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 5 de junio de 1922 (Diario Oficial núm. 124) por el valor demostrado al proteger la retirada de la posición de Afrau el 26 de julio de 1921.

Imagen

El día 26 de julio de 1921, el cabo D. Mariano García Martín, del Regimiento de Infantería "Ceriñola" número 42, salió con el grueso de la fuerza que guarnecía su posición (Afrau) y que verificaba su evacuación; ocupó puesto en la protección de uno de los flancos y durante la marcha y combate recibió una herida grave en el vientre. Cuando trataron de recogerlo se negó terminantemente, diciendo que como él estaba herido de muerte, que continuasen los demás su marcha y él con su fusil la protegería mientras pudiera; después, un grupo de soldados que había quedado retrasado respecto al grueso de las fuerzas pretendió recogerlo, negándose nuevamente y prometiéndoles seguir el fuego con su fusil para proteger su marcha, llegando por fin a su inmediación la fuerza de extrema retaguadia, que quiso recogerle también, volviéndose a negar el cabo García, diciéndoles que se pusieran ellos a salvo, que él seguiría haciendo fuego para protegerles la retirada, pues estaba herido de muerte.

Imagen
imagen

Y así continuó en su puesto hasta que sucumbió.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 01 31, 12:47
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. JOAQUÍN CEBOLLINO VON LINDEMAN (1889 - 1938)

Capitán de Caballería.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 1 de agosto de 1927 (Diario Oficial núm. 168) por el valor demostrado al frente su escuadrón de Regulares, con quienes logró introducir un convoy en la posición de Igueriben el día 17 de julio de 1921
Imagen

D. Joaquín Cebollino von Lindeman nació en Madrid en 1889; con 18 años ingresó en la Academia de Caballería. En 1914 participó con el empleo de teniente en diversas operaciones en Larache, encuadrado en el Escuadrón Expedicionario del Regimiento de Cazadores de Alfonso XII. En 1919 ascendió a capitán y pasó a mandar el 3° Escuadrón del Tabor de Caballeria del Grupo de Regulares Indígenas de Melilla número 2.

El capitán Cebollino formaba parte el 17 de julio de 1921 del convoy organizado para introducir 56 cargas y socorrer a la posición de Igueribe, sitiada por el enemigo que no bajaría de 1.500 hombres. La fuerza protectora de aquél tuvo que sostenerempeñado combate con el enemigo para conseguir el avance del convoy. De dicha fuerza formaba parte el mencionado capitán, que se destacó con su escuadrón, compuesto de sesenta plazas, para escoltarle en los tres últimos kilómetros que tenía que recorrer a fin de arribar a la posición.

Imagen
subir gif

A pesar de que el enemigo trataba de impedirlo a toda costa, consiguió llegar a ella el capitán Cebollino tras empeñada lucha, siendo el primero en verificarlo, abrir, ayudado de algunos soldados, la puerta de la alambrada y quitar los sacos terreros que obstruían la entrada para el paso de las cargas. Realizado tal cometido, y después de dejar en Igueriben las acémilas y sus conductores, regresó el interesado con su escuadrón a incorporarse al grueso de las fuerzas protectoras del convoy, y para efectuarlo tuvo que romper nuevamente el cerco del enemigo. Recogió todas las bajas habidas en el combate (cinco muertos, nueve heridos y dos contusos) y, con las fuerzas a sus órdenes, se incorporó al grueso de la columna para seguir a Annual. Esta valerosa acción fue recompensado con la Cruz Laureada de San Fernando.

En la guerra civil tomó parte en la batalla del Jarama al mando de una Agrupación de Caballería del Ejército Nacional, y en la batalla de Alfambra como segundo jefe de la División de Caballería. Murió en 1938 a consecuencia de las heridas recibidas en la acción de Fayón (Zaragoza).

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 01 31, 12:51
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. FRANCISCO MARTÍNEZ PUCHE (1897 - 1921)

Soldado de Ingenieros.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 11 de julio de 1929 (Diario Oficial núm. 151) por el valor demostrado al tratar de llevar un convoy de víveres y municiones al aerodromo de Zeluán el 28 de julio de 1921.


Imagen

Nació en Yecla, Murcia, en 1897. En 1919, al ser llamado al servicio militar, se le destina a las tropas de Aeronáutica, en el Aeródromo de Cuatro Vientos, de donde pasaba en 1920 al Aeródromo de Zeluán en Melilla.

El soldado de Ingenieros D. Francisco Martínez Puche, del Servicio de Aviación Militar, se destacó por su valor y espíritu en la conducción de un convoy desde el aerodromo a la alcazaba de Zeluán a finales del mes de julio de 1921. Encontrándose asediado por numeroso enemigo, el aerodromo de Zeluán y la alcazaba del mismo poblado, escaseaban en el primero los víveres y municiones para continuar la defensa y en la segunda faltaba el agua. El soldado Martínez Puche se ofreció voluntariamente para ir, en unión de otro individuo, a transportar en un camión-automóvil agua a la alcazaba y regresar al aeródromo con víveres y municiones.

Imagen
subir fotos gratis

Para este efecto salió del aerodromo a media mañana del día 28 de julio, en unión del otro mecánico, conduciendo la provisión de agua. Consiguió llegar a la alcazaba, no obstante las dificultades que hubo de vencer al atravesar el poblado y estación de ferrocarril de Zeluán, ocupado por numeroso enemigo, y una vez cumplida su misión, en la alcazaba, salieron de ella con víveres y municiones; mas no pudieron regresar al aeródromo, pues frente al poblado de Zeluán, el enemigo, que parapetado en el terraplén de la vía, esperaba el regreso del camión abrió intensísimo fuego sobre él, ocasionando la muerte de sus dos conductores, malogrando con ello una empresa que con tanto valor y espíritu se había iniciado.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 01 31, 1:00
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. JUAN SALAFRANCA BARRIOS (18xx - 1921)
Imagen
Capitán de Infantería, muerto al frente de Abarrán.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 1 de mayo de 1924 (Diario Oficial núm. 101) por el valor demostrado al frente de la defensa de Abarrán el 1 de junio de 1921.

Imagen
imagen jpg

El día 1 de junio de 1921, el capitán del Grupo de Fuerza Regulares Indígenas de Melilla núm. 2, don Juan Salafranca Barrios, en el combate librado con el enemigo en la posición de Abarrán, de aquel territorio, con ocasión del ataque que aquel realizó a dicha posición, el capitán Salafranca organizó y dirigió la defensa de la misma como jefe que era de aquella, alentando con su ejemplo a las fuerzas que la guarnecían y continuando al frente de ellas después de ser herido, dando ejemplo de valor, abnegación y entereza ante un enemigo superior en número y medios de combate, y a pesar de luchar en condiciones desventajosas, la prosiguió con entusiasmo hasta el momento de sufrir otra herida, que le ocasionó gloriosa muerte, recomendando en sus últimas palabras la continuación de la lucha.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 01, 5:48
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. ANTONIO VÁZQUEZ BERNABEU
Imagen
Teniente de Sanidad.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 26 de mayo de 1924 (Diario Oficial núm. 118) por el valor demostrado en la acción de Loma de los Árboles el 16 de junio de 1921.
Imagen
imag

El día 16 de junio de 1921, el teniente médico de las tropas de Policía Indígena de Melilla, D. Antonio Vázquez Bernabeu, salió de la posición de Buimeyan a pesar de encontrase enfermo, acompañando a las fuerzas de las mías 8°, 9° y 12°, siguiendo con esta última a la llamada Loma de los Árboles, y cuando se hallaban a distancia aproximada de 200 metros del enemigo, éste rompió el fuego, ocasionando a nuestras fuerzas numerosas bajas, que personalmente recogía el teniente Vázquez Bernabeu.

Debilitada la línea por el gran número de heridos, y ante la intensa presión del enemigo, un núcleo de policías emprendió franca huída por dos veces, en las que el interesado, coadyugando a la acción de los oficiales de las mías, obligó a aquellos a ocupar las posiciones abandonadas, evitando con esto los efectos del pánico y que en cambio se pudiese rechazar el ataque. Al ordenar la retirada, el citado teniente médico continuó en el lugar de la acción hasta persuadirse de que no quedaban heridos ni muertos que retirar.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 01, 5:50
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. JULIO BENÍTEZ Y BENÍTEZ (1878 - 1921)
Imagen
Comandante de Infantería, muerto al frente de Igueriben.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 3 de enero de 1925 (Diario Oficial núm. 3) por el valor demostrado al frente de la defensa de Igueriben entre los días 17 y 21 de julio de 1921.

Imagen
sube imagenes

Julio Benítez y Benítez nació el 17 de agosto de 1878. Combatió con valor en la guerra de Cuba, donde fue condecorado con la Cruz de María Cristina. En mayo de 1912 se incorporó a Melilla con el empleo de teniente, y permaneció en África hasta su ascenso a comandante en 1916, en que fue destinado a la Península. En febrero de 1918 regresó de nuevo a Melilla.

Destinado en el Regimiento de Infantería "Ceriñola" número 42 como segundo jefe del 2º Batallón, fue asignado a la posición de Sidi Dris. Al frente de la guarnición de la misma resistió el 2 de junio de 1921 un ataque rifeños de 24 horas de duración. En julio del mismo año fue transferido a la posición de Igueriben, donde encontraría la muerte. Durante todo el asedio de Igueriben fue el alma de la defensa, infundiendo en sus hombres y oficiales el ánimo necesario para que el nombre de Igueriben brillase con luz propia en el oscuro recuerdo del desastre.

El comandante Benítez combatió en la posición de Igueriben desde el día 17 al 21 de julio de 1921, en que el Comandante general le ordenó el abandono de aquella posición. Durante los dás de la defensa el comandante Benítez no dejó un momento de alentar a aquella, recorriendo los distintos frentes del recinto, elevando el espíritu de su tropa y dándole un alto ejemplo de virtudes militares, que todos los declarantes reconocen, habiendo sido el alma de la defensa y siendo su figura, al decir del único oficial superviviente, admirada por su bizarría de todos los defensores, que desde el primer momento depositaron fe ciega en su jefe. Los ataque del enemigo a la posición de Igueriben no sufrieron interrupción un solo momento, y además, desde el día 18 fue hostilizada con dos piezas de artillería que produjeron bajas en la tropa. El día 19 se intentó llevar un convoy, sin llegar a conseguirse por la superioridad numérica del enemigo, no obstante haber intervenido casi todas las fuerzas disponibles de la circunscripción de Annual.

Imagen
subir foto

En dicho día 19 la guarnición de Igueriben había sufrido ya 40 bajas producidas por el enemigo; entre los defensores había bastantes enfermos de síncope por falta de agua y principalmente por tener que sufrir los efectos de un so, abrasador, ya que toda la guarnición se hallaba en el parapeto para rechazar los contínuos ataques del enemigo; a pesar de que las penalidades producidas por la sed y los efectos del sol fueron en aumento, la guarnición supo soportarlas con gran disciplina, por la confianza que le infundió su jefe. Agotados todos los recuros de la defensa, y ordenado por el Comandante General que se evacuara la posición de Igueriben, previa destrucción de cuanto pudiera aprovechar el enemigo, dicha evacuación se llevó a cabo ordenadamente por grupos mandados por oficiales, y el comandante Benítez la abandonó en el último grupo, siendo muerto entre la alambrada y el parapeto, así como la mayor parte de los que lucharon tan bravamente contra el numeroso enemigo que los envolvía.

De la guarnición, que se elevaba a 300 hombres, únicamente se salvaron un oficial y cuatro soldados, que cayeron prisioneros, y otros varios, hasta el número de once, que lograron llegar a Annual, falleciendo de agotamiento físico algunos de ellos en esta última posición.

En 1926 el escultor Julio González realizó una talla en honor el comandante Benítez, que fue colocada en el Parque de Málaga. Es una escultura "castrense", donde domina la rigidez, linealidad, frontalidad, sobriedad y cierto esquematismo. En la parte baja del pedestal que sostiene la figura, destaca la escultura yacente del heroico jefe envuelto en la bandera nacional. En la parte frontal aparece la palabra “Igueriben” y a ambos lados del pedestal están los nombres de quienes murieron en la posición de Igueriben.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 01, 5:56
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. FEDERICO DE LA PAZ ORDUÑA
Imagen

Capitán de Artillería, muerto en Igueriben.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 13 de marzo de 1925 (Diario Oficial núm. 58) por el valor demostrado en la defensa de Igueriben entre los días 17 y 21 de julio de 1921.

Imagen

El capitán de artillería D. Federico de la Paz Orduña, perteneciente al Regimiento Mixto de Artillería de Melilla, y al mando de una batería ligera, tomó parte activa en la defensa de Igueriben, en unión de dos compañías del Regimiento de Infantería Ceriñola número 42 y de algunos otros núcleos, en total unos 300 hombres, que guarnecían aquella posición; mantuvo a gran altura el honor de las armas y sostuvo el fuego de su batería con decisión y acierto para tener a raya al enemigo y causarle numerosas bajas. Escaseando las municiones casi desde el principio de su defensa y ya sin esperanzas de reponerlas por hallarse la posición aislada del resto del ejército y haber fracasado cuantos intentos se hacían para lograrlo, cuidó también de economizarlas desde aquel momento con notable previsión, sin dejar por ello de hacer fuego cuando era absolutamente indispensable, y al intentar el enemigo el asalto y llegar hasta la boca de las piezas, debido a aquella previsión pudo hacer lanzar a éstas, que se hallaban sin apoyo de tropas de sostén, la munición reservada para tan críticos momentos, rechazando el asalto y alejando a los atacantes lo suficiente para permitir a la guarnición recoger cuanto armamento y material pudo transportarse y para inutilizar el resto.

Secundó con el mayor valor, entusiasmo y eficacia las órdenes del jefe de la posición, y situándose siempre en los sitios de mayor peligro, consiguió con su bizarro ejemplo elevar el espíritu de los defensores, e infundirles confianza en la victoria, teniendo por fin en cuenta que, al evacuarse Igueriben por orden superior, el capitán Paz fue de los últimos en hacerlo, a fin de inutilizar los cañones y sus cierres, por lo que salió de la posición al mando de la retaguardia y continuó en su puesto defendiéndose valerosamente, pistola en mano, hasta llegar al cuerpo a cuerpo y caer muerto cuando ya no tenía ningún soldado a su alrededor.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 02, 11:05
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. TENIENTE CORONEL D. FERNANDO PRIMO DE RIBERA Y ORBANEJA (1879 - 1938)
Imagen
Teniente coronel de Caballería, muerto en Monte Arruit.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 12 de noviembre de 1923 (Diario Oficial núm. 252) por el valor demostrado al frente la carga que protegió la retirada de la columna de Chaif sobre Dar Dríus a Batel el 23 de julio de 1921.
Imagen
sube fotos

D. Fernando Primo de Ribera y Orbaneja nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1879. Perteneció a la Promoción de 1898 de la Academia de Caballería, se formó en la Academia de Caballería francesa de Saumur y era campeón de esgrima, recibió su bautismo de fuego en 1912 en la acción del Zoco de Tarrain con el 2° Escuadrón de Cazadores de Taxdirt y por cuya actuación se le propuso para la cruz del Mérito Militar. Ese mismo año tomó a la carga el poblado de Ulad Garen, acción que el valió el ascenso a Comandante y ser recompensado con la cruz de María Cristina. En 1920 se incorporó en Melilla al Regimiento de Cazadores "Alcántara" núm. 10 con el empleo de teniente coronel, destino que ocupada en calidad de segundo jefe del regimiento cuando acaeció el desastre de Annual.

El día 22 de julio de 1921 el teniente coronel Primo de Ribera tenía desplegados los cinco escuadrones del regimiento, cuatro de sables y uno de ametralladoras, (461 hombres, 22 oficiales y 439 de tropa) detrás de Izumar. Su jefe, el coronel Manella, se hallaba el Annual al mando de la circunscripción desde hacía tres días. Sobre las once de la mañana comenzaron a escuchar el incesante fuego de fusilería procedente de Annual y del resto de las posiciones rodeadas. Ante la aparición de los primeros rifeños que trataban de rodearlos, el teniente coronel ordenó hacer fuego a las ametralladoras y una carga con todos los jinetes.

El día 23 de julio de 1921 el teniente coronel Primo de Ribera tomó parte en el combate librado para proteger la evacuación y retirada a Dar Dríus de la fuerza que guarnecía la posición de Chaif, que se veían imposibilitadas de proseguir su avance a pesar del durísimo combate que entablaron con el numeroso enemigo que trataba de rodearlas y que les ocasionó muchas bajas, entre ellas el jefe y varios oficiales.

El teniente coronel Primo de Ribera, en cumplimiento de la órdenes recibidas y al frente de su 2° escuadrón, dos secciones del 4° y una del 1° del Regimiento de Alcántara, con un total 192 jinetes, salió al encuentro de aquellas fuerzas, y sin medir lo numeroso del enemigo, que al mismo tiempo trataba de envolver la columna en retirada, atacó también con gran brío la fuerza de auxilio, se lanzó sobre él, y combatió con la fuerza a sus órdenes al arma blanca y cuerpo a cuerpo diferentes veces, logrando atravesar la línea enemiga, dar la vuelta y atacar por la espalda a los rifeños. Con ello consiguió la continuación del avance, salvar la columna y su impedimenta y la entrada en orden de todas las fuerzas en Dar Dríus. Por esta acción al teniente coronel Primo de Rivera se le concedería la Laureada.

Ese mismo día el teniente coronel Primo de Rivera tendría ocasión de mostrar de nuevo su temple y su valor. El general Navarro había ordenada la evacuación de la columna de Dar Dríus a Batel. A las 13:30 horas partió la vanguardia, y se inició una marcha constantemente hostigada por los rifeños en la que los jinetes del Regimiento de Alcántara, al mando del teniente coronel Primo de Rivera, se cubrieron de gloria al proteger el avance con sus fuegos de protección y constantes cargas sobre el enemigo. Pero el camino a Batel cruzaba por el lecho del río Igan, donde los rifeños tenían apostado un fuerte contingente de hombres. El general Navarro ordenó a Primo de Rivera cargar por el flanco izquierdo de la columna. El teniente coronel se dirigió a sus jinetes de este modo:

"¡Soldados! Ha llegado la hora del sacrificio. Que cada cual cumpla con su deber. Si no lo hacéis, vuestras madres, vuestras novias, todas las mujeres españolas dirán que somos unos cobardes. Vamos a demostrar que no lo somos".

El regimiento se lanzó a la carga guiado por Primo de Rivera y combatió hasta que la columna cruzó el lecho del río Igan. Para conseguir tal éxito el Regimiento de Alcántara tuvo que cargar hasta en cuatro ocasiones, sufriendo numerosas bajas ocasionadas por los rifeños, apostados en la trinchera del rio Igan. En su última carga, los caballos no pueden más y parece ser que los jinetes la realizaron a pié, llevando las monturas sujetas de las bridas. Durante todo el combate, hombres y caballos cayeron en apretada formación, tal y como se les encontró cinco meses después, la mayoría de ellos al otro lado del río; pero lograron salvar a la columna en retirada. Primo de Rivera perdió su montura en la tercera carga.

El Regimiento de Alcántara dejó prácticamente de existir. Tan solo sobrevivieron el teniente coronel Primo de Rivera, los dos comandantes, algunos oficiales y unos setenta de tropa. Todos ellos se unieron a la columna que se retiraba hacia Batel.

El teniente coronel Primo de Ribera murió en Monte Arruit por las heridas ocasionadas por un casco de granada de la artillería enemiga que le llevó el brazo derecho estando observando el fuego de cañón desde el parapeto, y por la cual hubo de amputársele el brazo con los escasos medios sanitarios que había en la posición. Durante el asedio se comportó brillantemente, siempre en constante combate, dirigiendo y animando a todos con su heroico ejemplo.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 02, 11:24
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. JUAN VELÁZQUEZ Y GIL DE ARANA
Imagen
Comandante de Infantería, segundo jefe del II Batallón del Regimiento de Infantería "Melilla" núm. 59, muerto al frente de Sidi Dris.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 9 de julio de 1923 (Diario Oficial núm. 150) por el valor demostrado al frente de la defensa de Sidi Dris entre los días 22 al 25 de julio de 1921.
Imagen
sube fotos
Durante los días 22 al 25 de julio de 1921, el comandante D. Juan Velázquez y Gil de Arana, del Regimiento de Infantería "Melilla" número 59, tomó parte en los combates para la defensa de la posición de Sidi Dris, como jefe de la misma. La guarnición a sus órdenes la componían una compañía del Regimiento de Infantería Ceriñola núm. 42, otra de ametralladoras, una sección de fusiles del Regimiento de Melilla, una batería de Artillería, un destacamento de 12 hombres de la Compañía de Mar de Melilla, algunos soldados de Intendencia y 50 policías, más unos 80 hombres que, procedentes de Talilit, ingresaron en Sidi Dris, o sea, un total de 350 hombres.

El primero de los dichos días fue cercada aquella posición por el enemigo, atacándola con verdadera rudeza, llegando hasta las alambradas, dando lugar al asedio, primero a la escasez de agua y después a la falta absoluta de ella. El comandante Velázquez, durante la defensa, recorría contínuamente el parapeto, dando ejemplo con su valor y entereza a las fuerzas a sus órdenes, consiguiendo mantener elevado el espíritu de ellas, que rechazaban los ataques del enemigo; la defensa continuó sin que la falta de agua, de la cual se careció durante cuatro días, ni la escasez de víveres, ni el insoportable hedor producido por las caballerías muertas fuera de las alambradas, ni las enfermedades, ni menos los citados ataques del enemigo, fuesen suficientes a enfriar en el espíritu de la guarnición el fuego sagrado del honor y del amor patrio.

Agravada considerablemente la situación, y ante la imposibilidad de hacer la aguada en el río y que la escuadra con que se mantuvo comunicación constante pudiese facilitar aquel tan esencial elemento, el día 25, de acuerdo con el comandante del Princesa, y en cumplimiento de instrucciones del mando, hubo de decidirse la evacuación. Dadas por el citado comandante Velázquez las disposiciones oportunas, se inutilizó el material de guerra, se rompió el parapeto y la alambrada en el frente de la playa, se esparció paja y se roció de petróleo, a fin de incendiarla, saliendo de la posición la mitad aproximadamente de las fuerzas, continuando su jefe en el recinto. El enemigo, vacilante en sus posiciones, se lanzó con violencia y acometividad arrolladora, destrozando parte de la columna que había salido, salvándose sólo 12 ó 14 hombres que fueron recogidos por la escuadra, la cual, per su parte, sufrió bajas en sus oficiales y marinería, perdiendo dos botes. Ante la evidencia de que la avalancha enemiga arrollaría a las tropas, tuvo el citado comandante Velázquez que suspender la evacuación de las que aún no habían salido de Sidi Dris, resolviendo mantenerse y defender esta posición, que aún era de España, y en ella morir matando, hasta que, a las seis de la tarde, después de obstinada lucha y empuje cada vez mayor del enemigo, irrumpió éste en el recinto, sucumbiendo sus defensores en aras del deber, y entregando, para cumplir el juramento sagrado, la vida por la Patria.

En los actos mencionados, la figura del comandante jefe de la posición se destacó briosa, apareciendo adornada de las más altas virtudes militares, de sereno valor y grandes dotes de mando que le hicieron darse cuenta perfecta de la situación, proponiendo medios para resolverla y conservando gran entereza de ánimo y una virilidad que fueron agentes contagiosos que sostuvieron elevadísimo el espíritu de las tropas que lucharon por creer en él.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 02, 11:27
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
D. ENRIQUE AMADOR ASÍN
Imagen
Capitán de Infantería, muerto al frente de Hami Boasa.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 27 de julio de 1925 (Diario Oficial núm. 165) por el valor demostrado al frente de la defensa de la casa de Hami Boasa entre los días 23 al 25 de julio de 1921.

Imagen
subir fotos online

Al capitán de Infantería D. Enrique Amador Asín, del Regimiento de Infantería "Melilla" núm. 59, se le ordenó el 23 de julio de 1921 defender con su compañía la casa de Hami Boasa, dependiente de la posición de Dar Quebdani, sufriendo en los días 23 al 25 ataques del enemigo, muy superior en número, llegando varias veces al cuerpo a cuerpo, hasta el día 25, después de perder más de los dos tercios de su fuerza y rechazar repetidas veces insinuaciones de rendición con promesas tentadoras para sus hombres, que llevaban dos días sin comer ni beber, dando siempre ejemplo de valor y heroismo, cayó mortalmente herido, poniendo a gran altura el honor de las armas.

En su declaración ante el general Picasso, el comandante Sanz Gracia describe así la resistencia del capitán Amador:

"Uno de los jefes moros que había en la posición, acaso Si-Hamú, a instancia del coronel, ofreció su casa próxima a la aguada para que la ocupase una fuerza que sirviera de protección a ésta, designándose a la compañía de voluntarios, sexta del tercero, para que lo efectuara con los elementos escasos de fortificación de que disponía, desde luego insuficientes. Al empezar los trabajos el enemigo rompió el fuego contra ella, sin cesar de hostilizarla hasta la evacuación de la posición principal, sin que hubiera sido posible enviarla socorros de ninguna clase."

"En la mañana del 25, por telégrafo de banderas, demandó con apremio dichos auxilios, contestándole por igual medio que estuviera atenta a lo que se verificase en la posición principal y siguiera el movimiento de su guarnición, que de cualquier modo sería de retirada hacia Kandussi o a la plaza. Esta comunicación no pudo ser atendida por la compañía, según ha sabido después el declarante. Presentados posteriormente unos moros con bandera blanca, manifestando que se había concertado la entrega de armamento y la evacuación de la posición, el capitán, conoce por referencias, se negó a efectuarlo, diciendo que se replegaría sobre la posición principal; pero renovada la agresión, herido el capitán y dos oficiales, el resto de la guarnición trató de abrirse paso, pero dispersos y perseguidos perecieron en su mayor parte."

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 02, 11:32
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
LAUREADAS COLECTIVAS

REGIMIENTO DE "CAZADORES DE ALCÁNTARA, 14 DE CABALLERÍA

Creado en Bruselas el 19 de febrero de 1656 como Tercio de Nestién.

Real Decreto 905/2012, de 1 de junio [BOE. 132 de 2 de junio], por el que se concede la Cruz Laureada de San Fernando, como Laureada Colectiva, al Regimiento de "Cazadores de Alcántara, 14 de Caballería".

Imagen
subir imagenes

De conformidad con lo dispuesto en el Reglamento general de recompensas militares, aprobado por Real Decreto 1040/2003, de 1 de agosto, y a tenor de los preceptuado en el Reglamento de la Real y Militar Orden de San Fernando, aprobado por Real Decreto 899/2001, de 27 de julio, visto el expediente de juicio contradictorio instruido al Regimiento de "Cazadores de Alcántara, 14 de Caballería", actual Regimiento de Caballería Acorazado Alcántara 10, por los hechos protagonizados en las jornadas del 22 de julio al 9 de agosto de 1921, en los sucesos conocidos como "Desastre de Annual", donde dicha unidad combatió heroicamente protegiendo el repliegue de las tropas españolas, desde las posiciones en Annual hasta Monte Arruit, hasta el punto de que las bajas sufridas fueron de 28 jefes y oficiales de un total de 32 y de 523 clases de tropa de un total de 685 en filas, y de acuerdo con lo indicado en el artículo 21.4.b) de este último reglamento y previa deliberación del Consejo de Ministro en su reunión del día 1 de junio de 2012,

Vengo en conceder la Cruz Laureada de San Fernando, como Laureada Cilectiva, al Regimiento de "Cazadores de Alcántara, 14 de Caballería".

En la corbata de la referida condecoración deberá figurar la siguiente leyenda: "Regimiento de Cazadores de Alcántara, 14 de Caballería", "Annual", "1921"

Dado en Madrid, el 1 de junio de 2012.

JUAN CARLOS R.
El Ministro de Defensa,
PEDRO MORENÉS EULATE

El día 1 de octubre de 2012, S.M. el Rey impuso la Corbata de la Cruz Laureada de San Fernando, como Laureada Colectiva, al Estandarte del Regimiento de Caballería Acorazado 10 en una formación en el patio de la Armería del Palacio Real, Madrid.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 02, 11:36
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
GRUPO DE ESCUADRILLAS DE AVIACIÓN DE MELILLA
Imagen
Medalla Militar Individual, concedida por Real Orden de 3 de noviembre de 1921 (Diario Oficial núm. 248)

Por su trabajo eficientísimo de acción sobre el enemigo y de cooperación con otras fuerzas en cuantas operaciones y reconocimientos se efectuaron desde el 29 de junio de 1921 hasta el 29 de septiembre de 1922, muy especialmente en los vuelos de aprovisionamiento de las posiciones de Zeluán, Monte Arruit y fábrica de harinas de Nador, asediadas por el enemigo; en el bombardeo nocturno de la Zauia de Tililit y en la ocupación de Inguntz, demostrando siempre su pericia, entusiasmo y valor


fuentes: (altorres.synology.)

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 02, 12:02
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2013 02 25, 4:38
Mensajes: 3096
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
Cuando la pena nos alcanza
por un compañero perdido,
cuando el adiós dolorido
busca en la fe su esperanza,
en tus palabras confiamos
con la certeza de que Tú
ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz ...


"La muerte no es el final",



Imagen
subir imagenes gratis

El heroico comportamiento del Regimiento de "Cazadores de Alcántara, 14 de Caballería" durante las jornadas del desastre de Annual es digno de elogio y debe ser divulgado, y mereció la concesión de la Cruz Laureada de San Fernando, como Laureada Colectiva, el 1 de junio de 2012.

_________________
UN AMIGO NO ES AQUEL QUE TE SECA LAS LAGRIMAS, SINO AQUEL QUE EVITA QUE LAS DERRAMES


2016 02 12, 1:45
Perfil
Avatar de Usuario

Registrado: 2017 01 16, 1:01
Mensajes: 1439
Mensaje sin leer Re: LOS HÉROES DEL DESASTRE DE ANNUAL
faustino ballesteros escribió:
D. JULIO BENÍTEZ Y BENÍTEZ (1878 - 1921)
Imagen
Comandante de Infantería, muerto al frente de Igueriben.

Cruz de San Fernando de 2° Clase, Laureada. Concedida por Real Orden de 3 de enero de 1925 (Diario Oficial núm. 3) por el valor demostrado al frente de la defensa de Igueriben entre los días 17 y 21 de julio de 1921.

Imagen
sube imagenes

Julio Benítez y Benítez nació el 17 de agosto de 1878. Combatió con valor en la guerra de Cuba, donde fue condecorado con la Cruz de María Cristina. En mayo de 1912 se incorporó a Melilla con el empleo de teniente, y permaneció en África hasta su ascenso a comandante en 1916, en que fue destinado a la Península. En febrero de 1918 regresó de nuevo a Melilla.

Destinado en el Regimiento de Infantería "Ceriñola" número 42 como segundo jefe del 2º Batallón, fue asignado a la posición de Sidi Dris. Al frente de la guarnición de la misma resistió el 2 de junio de 1921 un ataque rifeños de 24 horas de duración. En julio del mismo año fue transferido a la posición de Igueriben, donde encontraría la muerte. Durante todo el asedio de Igueriben fue el alma de la defensa, infundiendo en sus hombres y oficiales el ánimo necesario para que el nombre de Igueriben brillase con luz propia en el oscuro recuerdo del desastre.

El comandante Benítez combatió en la posición de Igueriben desde el día 17 al 21 de julio de 1921, en que el Comandante general le ordenó el abandono de aquella posición. Durante los dás de la defensa el comandante Benítez no dejó un momento de alentar a aquella, recorriendo los distintos frentes del recinto, elevando el espíritu de su tropa y dándole un alto ejemplo de virtudes militares, que todos los declarantes reconocen, habiendo sido el alma de la defensa y siendo su figura, al decir del único oficial superviviente, admirada por su bizarría de todos los defensores, que desde el primer momento depositaron fe ciega en su jefe. Los ataque del enemigo a la posición de Igueriben no sufrieron interrupción un solo momento, y además, desde el día 18 fue hostilizada con dos piezas de artillería que produjeron bajas en la tropa. El día 19 se intentó llevar un convoy, sin llegar a conseguirse por la superioridad numérica del enemigo, no obstante haber intervenido casi todas las fuerzas disponibles de la circunscripción de Annual.

Imagen
subir foto

En dicho día 19 la guarnición de Igueriben había sufrido ya 40 bajas producidas por el enemigo; entre los defensores había bastantes enfermos de síncope por falta de agua y principalmente por tener que sufrir los efectos de un so, abrasador, ya que toda la guarnición se hallaba en el parapeto para rechazar los contínuos ataques del enemigo; a pesar de que las penalidades producidas por la sed y los efectos del sol fueron en aumento, la guarnición supo soportarlas con gran disciplina, por la confianza que le infundió su jefe. Agotados todos los recuros de la defensa, y ordenado por el Comandante General que se evacuara la posición de Igueriben, previa destrucción de cuanto pudiera aprovechar el enemigo, dicha evacuación se llevó a cabo ordenadamente por grupos mandados por oficiales, y el comandante Benítez la abandonó en el último grupo, siendo muerto entre la alambrada y el parapeto, así como la mayor parte de los que lucharon tan bravamente contra el numeroso enemigo que los envolvía.

De la guarnición, que se elevaba a 300 hombres, únicamente se salvaron un oficial y cuatro soldados, que cayeron prisioneros, y otros varios, hasta el número de once, que lograron llegar a Annual, falleciendo de agotamiento físico algunos de ellos en esta última posición.

En 1926 el escultor Julio González realizó una talla en honor el comandante Benítez, que fue colocada en el Parque de Málaga. Es una escultura "castrense", donde domina la rigidez, linealidad, frontalidad, sobriedad y cierto esquematismo. En la parte baja del pedestal que sostiene la figura, destaca la escultura yacente del heroico jefe envuelto en la bandera nacional. En la parte frontal aparece la palabra “Igueriben” y a ambos lados del pedestal están los nombres de quienes murieron en la posición de Igueriben.


SUS RESTOS:

Imagen

_________________
Imagen
¿A que os va el corrupto este, verdad que os mola?


2017 10 07, 5:23
Perfil


Mostrar mensajes previos:  Ordenar por  
Responder al tema   [ 16 mensajes ] 

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 0 invitados


No puede abrir nuevos temas en este Foro
No puede responder a temas en este Foro
No puede editar sus mensajes en este Foro
No puede borrar sus mensajes en este Foro
No puede enviar adjuntos en este Foro

Buscar:
Saltar a:  
Powered by phpBB © 2000, 2002, 2005, 2007 phpBB Group
Forum style by ST Software.
Traducción al español por Huan Manwë para phpbb-es.com
phpBB SEO
Crear Foro | Subir Foto | Condiciones de Uso | Política de privacidad | Denuncie el foro